Alicante en 3 días

Alicante en 3 días.

Alicante es una ciudad singular. Como todas, tiene algo que la hace única.Cuando estés allí querrás estar bien preparado porque querrás verlo todo.

Una vez te hayas acomodado en tu alojamiento te tocará pensar cómo visitar Alicante en 3 días. Nosotros aquí te vamos a hacer una propuesta a cerca de qué ver en Alicante.

Día 1:

El primer día toca coger energías con un buen desayuno en uno de los cafés del centro. Alrededor del ayuntamiento hay varias cafeterías donde podrás coger fuerzas. Ya puestos, en desayunar la primera parada de nuestro recorrido será plaza del Ayuntamiento de Alicante. Edificio del siglo XVIII de estilo barroco cuya fachada principal preside la plaza del ayuntamiento. Esta plaza es el espacio de diferentes actividades tan diversas como exposiciones, mercadillos, pistas de hielo o la Cremà de la Hoguera del Ayuntamiento en la noche del 24 de junio.

Siguendo con la ruta nos adentramos en el casco histórico de la ciudad. Andando por la Calle Gravina nos encontramos con el palacio del mismo nombre, sede del Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante (MUBAG). El museo, aunque reformado, ha querido conservar la imagen de sus elementos más importantes como su estructura de pilares y arcos de piedra y su escalera del siglo XVIII que conecta todas las plantas del museo. En él se exhiben obras de los principales artistas de la provincia, además de contar con obras cedidas de museos de renombre como el Museo Nacional del Prado, el Museo Sorolla o el Bellas Artes de Valencia.

Continuando nuestra ruta y dejando atrás el MUBAG subiendo por las escaleras de la calle Jorge Juan nos encontramos en la Plaza de Santa María donde podemos encontrar la Basílica de Santa María de Alicante del siglo XIV. La Basílica de Santa María, de estilo gótico en sus inicios, es la iglesia más antigua de Alicante.

¿Sabías que en su plaza se inicia el Camino de Santiago del Sureste?

Siguiendo en la Plaza de Santa María si miramos hacia el Castillo Santa Bárbara nos encontraremos de frente el MACA. El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante inaugurado en 2011 se erige como un lugar del siglo XXI en un casco histórico de siglos de antigüedad. En él podremos encontrar colecciones de arte del siglo XX y XXI. Todo un contraste tras visitar el MUBAG..

Deambulando en dirección al centro de Alicante terminaremos encontrándonos con la Concatedral de San Nicolás. De estilo renacentista herreriano, fue construida en el siglo XVII siguiendo los planos de Agustín Bernardino, discípulo de Juan de Herrera. Si has visitado el Monasterio de El Escorial en Madrid, construido por Juan de Herrera, notarás la influencia de éste en San Nicolás.

Tras recorrer buena parte del casco histórico de Alicante, que no todo, ha llegado la hora de buscar el restaurante que más te guste. Comida tradicional, moderna, vegana, etc. son solo unas de las muchas opciones que podrás encontrar.

Una vez has recargado fuerzas entre las calles del casco histórico es el momento de moverse. Recorriendo las pintorescas calles del Barrio de Santa Cruz en dirección al Parque de la Ereta. El parque de la Ereta está situado a los pies del Castillo Santa Bárbara. Se trata de uno de los mejores lugares con vistas a toda la ciudad de Alicante. Desde el cual se puede ver una puesta de sol inmejorable con toda la ciudad a tus pies.

Día 2:

Comenzamos el segundo día subiendo más arriba del Parque de la Ereta para visitar el Castillo Santa Bárbara. Ubicado a 166 metros de altitud, es el punto más alto de la ciudad de Alicante. Se trata de una de las mayores fortalezas medievales de España y esta considerado como un B.I.C.. Además de aprender un poco más sobre la historia de la ciudad las vistas serán inmejorables. Con casi 70 metros más que el edificio más alto de la ciudad.

A la bajada del castillo haremos una parada en el Mercado Central de Alicante. Donde si hay hambre podemos probar los productos frescos de la zona. El Mercado Central es el punto desde el cual podemos ir a cualquier lugar de Alicante. Podemos adentrarnos en La Rambla de Méndez Núñez y acercarnos a la zona que vimos ayer. O podemos recorrer la Avenida de Alfonso el Sabio para llegar a la emblemática Plaza de los Luceros. “Luceros” es uno de los iconos más característicos de la ciudad. Lugar donde se celebran las tradicionales mascletás Desde la Plaza de los Luceros tenemos la Avenida de la Estación y Maisonnave a un paso.

Encontrar un sitio para tapear por esta zona comercial es muy fácil. Por algo es la millor terreta del món.

Si el primer día lo dedicamos a recorrer el casco antiguo y a conseguir vistas de toda la bahía desde La Ereta. La tarde del segundo día será para estar dentro de la zona moderna de Alicante. Un paseo por sus principales calles comerciales. Las avenidas de Maisonnave y Federico Soto, La Calle Gerona o la famosa “Calle de Las Setas” (calle San Francisco). Tomar un café o un cocktail por la Calle Castaños. Y terminar el paseo al atardecer visitando el Teatro Principal de Alicante. De estilo neoclásico de mediados de 1800 su fachada principal luce imponente al anochecer.

Día 3:

Para acabar nuestra visita de Alicante en 3 días, éste va a ser un día de relax. Coges tu protector solar, tus gafas de sol, un buen libro y un aperitivo y empiezas el día con un baño en aguas del Mediterráneo. Desde la Playa del Postiguet tú decides. Llevarte a la playa la comida y disfrutar de la tranquilidad todo el día. O ir a la zona del puerto deportivo a degustar los platos más típicos de la bahía. Después de comer puedes hacer tiempo en uno de los muchos pubs del puerto tomando una bebida. O puedes recorrer la bahía hasta llegar al Parque de Canalejas. De 1886 pasear bajo sus árboles centenarios junto al mar puede ser muy relajante.

Junto a Canalejas se encuentra el Paseo de la Explanada de España. Uno de los hitos más famosos de Alicante. Un paseo de unos 500 metros de longitud flanqueado de palmeras y rodeado de edificios emblemáticos como la Casa Carbonell. Su suelo es un mosaico de los años 50 del siglo XX con más de seis millones y medio de piezas colocadas una a una que representan los colores de la ciudad y su cultura ligada al mar.

Sin duda Alicante es una ciudad única que por su tamaño es perfecta para recorrerla a pie. Pero no olvides hidratarte bien. Llevar tu bolsa o tu mochila personalizada es esencial para un día de playa o para cargar con tus cosas mientras recorres las calles de la ciudad. Una ciudad en la que puedes volver llenarte la maleta de recuerdos y fotos para los mejores rincones de casa.

¿Nos hemos dejado algo? ¡Ya lo creo! Para empaparte bien de Alicante 3 días son muy pocos, pero hemos querido destacar algunos de los muchos lugares impresionantes de la ciudad. ¿Has visitado ya el MARQ con sus impresionantes exposiciones temporales? ¿Has subido las imponentes escaleras del Castillo San Fernando? ¿Visitado su Plaza de Toros?

¡Aún te quedan muchas más cosas que visitar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.